Libre Determinación

by

Los objetivos abiertamente provocadores de la presente propuesta no son otros que la de brindarnos la oportunidad de abrir un debate –pero esta vez SIN MASCARAS, para estudiar posibles alternativas políticas que concluya –de ser posible, en un REFERÉNDUM, que nos sirva de base para (re)construir nuestra identidad mutilada y decidir sobre nuestro incierto destino histórico.
Para entender la presente ponencia hay que partir del principio de que el Estado Altoperuano, es, conforme dijo Sucre, un Estado “provisorio” y es precisamente en éste escenario movedizo y volátil, que se han enfrentado –históricamente- tres actores antagónicos: El Estado Andino-Qolla, los Movimientos Indígenas aymara-quechuas y los Nacionalismos periféricos que, como el cruceño, son, de una u otra manera, movimientos separatistas, conforme veremos.

De otra parte, entiendo, y así lo afirmo en el transcurso de esta tesis, de que NOSOTROS, LOS CRUCEÑOS –sin pretender incluir a todos los aquí nacidos, somos una realidad sociológica de CARÁCTER OBJETIVO, formada por un conjunto de elementos como su historia, su cultura, señas de identidad, etc. pero también somos un pueblo formado por ELEMENTOS SUBJETIVOS –como la conciencia de pertenencia, la singularidad diferenciada, –entre muchos otros, y contrasto estos elementos con la dinámica de dominación colonial que nos ha impuesto implacablemente el Estado canalla.

Parto y concluyo de que Santa Cruz y los Departamentos llaneros de Beni y el Acre (Pando), incluyendo los valles de su entorno físico, no son una simple división política- administrativa del país del altiplano.. SOMOS UNA SOLA NACIÓN INCONCLUSA –cuyo nombre por ahora no interesa– pero que puede colocarse en la perspectiva de definir un destino sin tutelajes –asumiendo, si el caso fuera– su derecho de autodeterminación en el marco de las múltiples resoluciones emitidas por la ONU, aquí referenciadas.

Es posible que unos griten más que otros, y otros se callen para siempre, pero nos creemos moralmente obligados –en el marco de una cuasi-democracia liberal y autoritaria– a definir algunas pautas doctrinarias no dogmáticas, para replantear el origen de nuestro viejo atraso que resulta ser el producto lógico de nuestra vergonzosa dependencia neo-colonial.

Sociedades atrasadas y burocracias parasitarias y cavernarias nos gobiernan, se chupan nuestros recursos y ahogan propositadamente nuestras iniciativas colectivas, por eso nos inclinamos a pensar de que solo cuando le perdamos el miedo a la libertad y nos apropiemos de nuestro destino, seremos auténticamente libres.

Y es aquí donde el pensamiento de Martí gana plena vigencia, ya que los derechos de los pueblos SE TOMAN, no se piden; SE ARRANCAN, no se mendigan.

LOS CRUCEÑOS Y SU DERECHO DE LIBRE DETERMINACIÓN